¿Cuánto cuesta mantener un animal? Parte II. Atención veterinaria

¿Cuánto cuesta mantener un animal? Parte II. Atención veterinaria

Esta es la continuación de nuestro artículo. Pinchando AQUI puedes tener acceso a la primera parte. 😉

 2. Atención veterinaria:

Al ser veterinario sé precisamente que es uno de los gastos que menos se presupuestan inicialmente cuando una nueva mascota llega a casa. Y es un error grave, pues la medicina, tanto humana como veterinaria, no es barata, y menos cuando es de calidad. En España estamos acostumbrados a que la mayoría de gastos médicos para nosotros los cubra la Seguridad Social (que al final la pagamos todos de nuestros impuestos, y si nos pusiéramos a ver cuánto pagamos anualmente por ella probablemente más de uno se quedaría con la boca abierta).

No obstante, y solo por curiosidad, pide que te pasen una factura informativa la próxima vez que vayas al médico. Consultas y pruebas que tomamos como algo rutinario pueden suponer un importe económico importante y en nuestra mentalidad lo tomamos como algo gratuito. Es por esto que los gastos veterinarios no deben ser tomados a la ligera, pues aunque suelen ser inferiores a los gastos de medicina humana, no son ínfimos, sobre todo ante problemas severos.

¿Has pensado en comprarte una mascota exótica? ¿Has pensado en ir al veterinario de exóticos ANTES de comprar al animal para informarte? Pues es una opción más que recomendable si todavía no sabes qué especie elegir y que además puede ahorrarte mucho dinero…

En nuestra clínica veterinaria Azureus siempre decimos la misma frase como si fuera un mantra: Prevenir sale siempre mejor que curar. Y es que la prevención es el mejor remedio para evitar muchos males mayores. Vacunaciones, desparasitaciones, controles periódicos de salud, etc, deberían tomarse como rutina para evitar sustos.

Evidentemente cualquier animal puede ponerse enfermo, pero en aquellos que están bien controlados y con una buena prevención es fácil evitar los problemas más comunes. Además la prevención sale siempre mucho mejor, tanto para la mascota que no enferma como porque resulta siempre más barata para el propietario que curar cualquiera de las enfermedades que puede evitarse con la prevención.

Los más sencillos: Las ninfas (y los agapornis) deberían acudir al veterinario de exóticos al menos 1 vez al año para valorar su estado corporal, ver si tienen alguna alteración y comprobar si sus heces son normales (sobre todo si comen semillas).

Los más sencillos: Las serpientes, si tienen bien su instalación, son sumamente fáciles de mantener. Y deberían tener dos revisiones anuales, una en primavera y otra en verano, con su chequeo coprológico correspondiente, al igual que todos los reptiles que mantengamos en casa.

Una de las cosas que más recomendamos cuando alguien se está pensando adquirir o adoptar una mascota es una consulta PREVIA al veterinario para informarse acerca de las necesidades del animal. Estas consultas informativas suelen tener un coste de entre 25 – 40 € (según el tiempo normalmente que se esté en consulta) y pueden ahorrarte mucho dinero y/o sorpresas de cara al futuro con tu nueva mascota. ¿Por qué?

  • Porque lo primero es informarte bien antes de comprar al animal. Efectivamente, hoy también existe San Google de todos los santos. No obstante, la información en la red a veces puede ser confusa o incluso incorrecta (hasta hace no mucho, las iguanas – que vienen a ser vacas con escamas verdes – comían pollo, todo lo contrario a su dieta estrictamente herbívora que debían tener. Y todo porque alguien lo puso en internet hace mucho y se repitió una y mil veces en otras webs).

 

  • Porque un veterinario especializado en animales exóticos de referencia te podrá decir lo que necesita el animal que quieres comprar o adoptar, igual que un veterinario de atención de perros y gatos te podrá recomendar una raza de perro mejor que otra según sus necesidades de ejercicio físico y mental que necesite el animal. Además, también te podrá prevenir acerca de las patologías más frecuentes según la raza. ¿Quién mejor para recomendarte qué animal se adapta mejor a ti que alguien que ve mascotas todo el día y sabe perfectamente qué razas o especies tienen mejor carácter o cuáles son las más adecuadas para ti si eres un culo inquieto y no dejas de hacer ejercicio?  🙂

 

  • Porque un veterinario te podrá recomendar sitios (a veces sí y a veces no, depende de la mascota que quieras) donde comprarlo o adoptarlo. O te podrá decir si de un criadero u otro ha visto más problemas con los animales que vende. En las clínicas estamos viendo animales, tanto sanos que vienen a consultas preventivas y tratamientos rutinarios, como enfermos, de manera constante. Y cuando nos viene un animal nuevo, solo con saber de dónde viene (criadero, tienda, feria, etc.) ya sabemos en un 80 % los “premios o regalitos” que puede traer consigo (enfermedades hereditarias, problemas víricos, parasitarios, etc.). Esto que puede parecer una tontería está más que pagado en la consulta previa informativa con tal de ahorrarse muchas consultas después. Anda que no hemos oído veces lo del “si lo hubiera sabido, no lo hubiera cogido allí…”

 

  • Porque el veterinario te podrá decir qué vacunas o procedimientos necesita periódicamente tu animal y además te podrá dar un coste aproximado de lo que cuesta mantener al animal en temas sanitarios (vacunas, desparasitaciones tanto internas como externas, operaciones de esterilización y castración si es necesario, las cosas que necesita para estar bien, etc.).

Hablando claro, con números y con imágenes:

En las revisiones periódicas de las cobayitas (recomendamos una cada 6-8 meses) se revisa su condición corporal, su piel, ojos, nariz, orejas, patas, abdomen y, sobre todo, su boca.

Porque sus dientes son una parte fundamental.

¿Sabes que con una de estas revisiones podemos detectar un problema de sobrecrecimiento dental ANTES de que nos dé ningún síntoma?

¿Y sabes que la inmensa mayoría de los casos se arreglan tan solo cambiando la alimentación?

Coste revisión/ consulta: 18-30 € Coste cambio de dieta: 5-10 €/ mes (menos lo que costara su dieta anterior)

Y si no las revisamos de manera periódica luego la mayoría de las que comen mal nos vienen con los dientes hechos un estropicio, y hay que meterlas a quirófano para arreglarlo.

Pero cuando tenemos que hacer ésto el animal además viene ya bastante enfermo y delgado.

Y normalmente con una infección simultánea en la boca. Total, que toca pasarle consulta, hacer radiografías, ponerle tratamiento antes de poder operarle, recuperarle de peso, operarle, cuidarlo mucho tras la operación, seguir medicándolo, volver a hacerle radiografías para ver que todo vaya bien, seguir tratándolo en casa durante muchos días y, además, cambiarle la dieta.

¿has visto que la consulta y el cambio de dieta es lo único que coincide con el ejemplo anterior, verdad?

Coste consulta + medicamentos + operación aprox: desde los 120 € hasta los 250 €, según gravedad y complicaciones. Coste cambio de dieta: 5-10 €/ mes (menos lo que costara su dieta anterior). Y luego hay que contar las revisiones posteriores.

Creo que con el ejemplo anterior queda claro que las revisiones rutinarias salen bastante más a cuenta, ¿verdad?.

Evidentemente, como cualquier hijo de vecino, cualquier animal se puede poner malo, y hay veces que no se detecta en una revisión. ¿Y entonces para que se hacen? Pues porque el 90 % de las veces sí que se detectan cosas que luego son fáciles de prevenir y solucionar antes de que sea demasiado tarde.

 

Cuando explicamos ésto mismo que estamos contando aquí en la consulta más de uno nos ha soltado LA BOMBA:

– ¿Pero a ti entonces lo que te interesa es que los animales se pongan malos para cobrar más? -.

Ante tal abrumadora sentencia la verdad es que nos cuesta disimular la cara de sorpresa / indignación / fliping in colours . Y les explicamos lo siguiente: La verdad es que no nos interesa que los animales vengan tan enfermos. ¿Quieres saber por qué?:

  • Porque por nuestro código ético, no nos gusta ver animales pasándolo mal. Tenemos sentimientos y si nos metimos a veterinaria era para mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes, no para darles la extrema unción.
  • Porque, siendo egoistas y peseteros, preferimos mascotas que duren muuuuucho tiempo junto a sus dueños. Desde un punto de vista económico para nuestra clínica, son mucho más rentables. Vienen a sus consultas periódicas, hacen sus chequeos, disfrutamos viendo animales sanitos y amigables, jugamos con ellos, nos divertimos con nuestra profesión y no tenemos que lidiar con animales que nos muerden porque les duele cuando les tocamos para explorarlos (y encima los que vienen enfermos no quieren jugar con nosotros, ¡qué desagradecidos! (nótese el sarcasmo por favor).
  • Porque somos unos vagos… Y es que hacer ciertas cirugías es un trabajo mucho más difícil y mucho más duro con animales enfermos que con sanos. ¡Y encima se mueren más cuando están los pobres muy enfermos y vienen en las últimas a consulta! (nótese el sarcasmo de nuevo por favor…)

Ahora ya en serio, si crees que a los veterinarios nos interesa que los animalitos vengan a nuestra clínica en las últimas, te pido que te saques la carrera de veterinaria, que empatices con los animales y que te pongas en nuestro pellejo cuando tenemos que enfrentarnos  a cosas así. Verás cómo se te revuelve el estómago más veces de las que crees

Siempre que puedas, haz prevención y no curación, salen ganando todas las partes 😉

Te propongo una cosa:

Piensa un momento en el animal que querrías mantener. ¿Te gustaría la compañía de un conejito? ¿de un perro? ¿de un hurón? ¿de una tortuga? ¿de una iguana? ¿de un unicornio?.

Ahora piensa mentalmente las cosas que debería necesitar. ¿Comida? ¿agua? ¿jaula? ¿complementos alimenticios? ¿juguetes? ¿tiene requerimientos especiales – luz, ultravioleta, calor, etc-?

¿Seguro que sabes a ciencia cierta TODOS los puntos de la frase anterior? ¿eres un experto manteniendo esos animales correctamente?

Y ahora piensa que te equivocas en algo de lo que tienes que comprar para tu futura mascota. Cualquier cosa que compres de manera inadecuada – juguetes que no son aptos, alimentación que no es válida o te da un problema, una luz de ultravioleta que no es suficiente, un acuario o terrario inadecuado…- te puedo asegurar que en el 95% de los casos te va a salir más cara que una consulta informativa al veterinario.

Tenemos que dejar de ver la información como algo caro o por lo que no merece pagar. Es algo que a la larga beneficia a todos. Al dueño porque se ahorra mucho dinero y tiempo evitando errores. Y al veterinario porque esos ingresos le permiten actualizarse en congresos y estar a la última del mantenimiento y cuidados de sus pacientes. Pues mucha gente cree que al veterinario, como solo brinda su tiempo, eso no le cuesta. ¿Sabes que el precio medio de entrada a un congreso veterinario a nivel nacional – España – ronda los 350 € por 1-2 días de conferencias? ¿Sabes que el precio medio de entrada a un congreso veterinario internacional con los ponentes más tops a nivel mundial suele rondar los 900-1500 € por 3-4 días de conferencias? Estos gastos muchas veces no los ve nuestro cliente final y creo que deberían hacerse visibles para que la gente vea que formarse y estar a la última en conocimientos no es barato. ¿Pero sabes qué? Es siempre la mejor inversión que puede hacerse.

Nosotros particularmente en nuestra clínica veterinaria cobramos una consulta normal para estas consultas previas / informativas (sale en torno a 30 € aprox) y creo que de cara al cliente es un dinero muy bien invertido para informarle de lo que necesita, de lo que no y de qué es mejor para él. No son pocos los que según les vamos informando reajustan un poco sus preferencias para que la mascota que elijan sea la más adecuada para introducirla en la familia.

  • ¿Sabes que para mantener bien a una tortuga, me da igual que sea de agua que de tierra, hace falta una instalación que puede rondar los 200-300 € con sus fuentes de calor, sus lámparas de ultravioleta de calidad y su alojamiento correcto?
  • ¿O que un guacamayo necesita una dieta más rica en ácidos grasos DE CALIDAD (no la grasa de las pipas) para que su plumaje esté en buen estado? ¿O un lori arcoiris necesita unos requerimientos de vitaminas y aminoácidos más altos que solo podrás encontrar en ciertos complementos y piensos?
  • ¿O que si optas por un Border Collie ya te puedes poner las pilas yéndote a correr con él unos 45 minutos diarios con ejercicios y juegos para que esté bien?
  • ¿O que los petauros del azúcar necesitan una dieta especial para evitar descalcificaciones y problemas dietéticos severos?
  • ¿O que los conejos deben ser vacunados regularmente y se les deben realizar chequeos periódicos?

Pues todo esto y más lo puedes saber en tan solo 30 minutos o menos hablando con un veterinario especializado en el tema, que te dirá exactamente lo que necesitas saber acerca de la especie que estás buscando  😉

Las vacunaciones, las desparasitaciones, los chequeos periódicos… son gastos necesarios con los que a veces no se cuenta a la hora de adquirir o adoptar un animal. Es importante tenerlos en cuenta. 

Una vez que tengas tu nueva mascota en casa, deberías llevarla a tu veterinario de referencia para que la valore (esto además, es altamente recomendable, pues cualquier animal tiene una garantía por ley. Dicha garantía puede variar en duración según si se ha firmado un contrato de compraventa o viene en la factura (y por favor, hay que solicitarla siempre). Estas consultas cuando el animal entra en casa recomendamos hacerlas en los primeros 7 días, para que si hay alguna enfermedad se pueda detectar y reclamar en los plazos de las garantías.

 

Estas seriatoporas hystrix rosa están espectaculares. Y estamos preparando un montón de esquejes, ¡¡porque el rosa que tienen es tremendo!! No te quedes sin el tuyo ;)

En las seriatoporas hystrix en crecimiento se pueden ver una inmensidad de puntas blancas en forma de pico, rápidamente seguidas por tejido con coloración y pólipos nuevos. Hay que tener cuidado con estas puntas ya que son muy frágiles y pueden partirse con facilidad.

Madre mía cómo están tirando nuestras montiporas digitatas azules y malvas. Llevan con nosotros ya en nuestros acuarios más de 4 años y ¡¡tenemos un montón de esquejes!!

Las montiporas digitatas suelen verse creciendo al mismo ritmo en todas las partes del coral, ya estén arriba del todo (éstas ramas suelen crecer algo más) como en la parte más baja. Y normalmente se orientan todas las puntas de crecimiento hacia la misma dirección.

Hay otros corales, como esta Stylophora, en las que las puntas de crecimiento no son blancas, si no mucho más claras que las más antiguas. Esto es frecuente en muchos corales, donde las puntas de crecimiento tienen los colores más vivos y brillantes, en vez de ser blancos.

Y luego, de manera rutinaria debes contar con los chequeos rutinarios, vacunaciones, desparasitaciones, etcétera. Tienes que tener en cuenta que cada vez se conocen más cosas acerca de las enfermedades animales y humanas, y con esos avances también cada vez se intentan prevenir los contagios de enfermedades.

 

Hace 30 años tener un perro era ponerle la vacuna de la rabia y darle una pastilla antiparasitaria de vez en cuando. Hoy en día, si lo quieres tener bien, tienes que vacunarlo contra bastantes más cosas que la rabia y las desparasitaciones, tanto internas como externas, deben ser algo muy rutinario y frecuente. Hace 30 años que uno se cogiera un quiste hidatídico provocado por los parásitos de los perros era una cosa demasiado frecuente por desgracia. Que hoy en día alguien se coja una enfermedad así transmitida por su mascota es una negligencia bastante gorda, bien por parte del dueño si no ha querido dar los tratamientos, bien por parte del veterinario si no le ha informado acerca de las cosas básicas que necesita poner a su animal para evitar contagios.

 

Por lo tanto, lo que recomendamos es que los animales que tengamos en casa los tengamos sanitariamente muy bien cuidados, para evitar todo riesgo de zoonosis (enfermedades) entre animales y humanos. Y hay que agarrarse porque vienen curvas, a medida que el cambio climático eleve las temperaturas medias en nuestro país vamos a tener cada vez más enfermedades tropicales, con el consiguiente riesgo y las consiguientes medidas preventivas que esto ocasionará.

Por último, tienes que tener en cuenta una cosa para la que nunca se está preparado: Una urgencia o enfermedad súbita y grave. Esto siempre representa un problema en cuanto al tema económico (evidentemente, es el que menos importa cuando nuestra mascota está enferma, pero puede ser un problema importante si no tenemos lo suficiente para hacer frente a los gastos que pueden derivarse de una urgencia si no lo tenemos medianamente previsto antes). Una consulta de urgencias normalmente rondará entre los 50 y los 100 € según el sitio, e incluso puede ser más elevada según quien tenga que valorar al animal (no es lo mismo una atención primaria que si tiene que valorarlo un cirujano de urgencia).

Y en ese precio no están incluidas las pruebas que haya que hacerle, que pueden tener un sobrecoste por estar en un horario fuera del habitual. Date cuenta que están abriéndote una clínica en exclusiva para atender a tu animal, eso tiene unos costes y por norma general son más elevados que los costes normales en horario normal. Lo mejor para hacer frente a estos gastos es tener siempre un fondo o unos ahorros aparte para estos imprevistos. ¿Que nunca tienes una urgencia? Pues si de verdad crees que no vas a necesitar ese fondo gástatelo en lo que más alegría te de al cuerpo (al tuyo, o al de tu mascota).

 

Una de las cosas más sensatas que he visto es la que hacen los propietarios más previsores: tienen una cuenta aparte para su animal para cuando se pone enfermo, o tienen un buen seguro de salud para ello. Pero esto, te lo cuento en profundidad más adelante en los próximos capítulos del artículo  😉

 

Con todo lo anterior no os quiero desanimar a tener un animal, pero sí haceros ver que los gastos veterinarios, según la especie, pueden ser elevados, y hay que tenerlos bien en cuenta antes de comprar o adoptar una mascota  😉

En breve publicaremos la parte III de este artículo ;). Esperamos que te haya gustado y que te animes a compartirlo con tus amig@s. De antemano, muchas gracias por darle visibilidad y ayudarnos a difundir las cosas que explicamos en él.

¡Te invitamos a que sigas con la tercera parte del artículo AQUÍ (próximamente):   PARTE III !

5 noviembre, 2019 Clínica veterinaria, Exóticos, Generales, Perros y gatos

Estamos utilizando cookies de terceros para estadísticas. No se mandará información personal. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar