Análisis de sangre rutinarios para loros ¿Por qué hacerlos?

Análisis de sangre rutinarios para loros ¿Por qué hacerlos?

En nuestra clínica veterinaria muchas veces nos oiréis el mantra de “prevenir es mejor que curar” y por eso intentamos realizar toda la medicina preventiva que creemos necesaria y vital para vuestras mascotas. Y con los loros, y las psitácidas en general, los análisis de sangre rutinarios son nuestro gran aliado para prevenir problemas y ponerles remedio ANTES de que sean un problema de salud con consecuencias visibles en nuestras mascotas.

 

Autor Alejandro Martín azureus

Alejandro Martín 

 

 

 

 

Si eres dueño de un ave, ya sea grande o pequeña, psitácida o no, habrás podido observar que hay veces que es realmente difícil observar si se encuentran enfermos si los síntomas son muy iniciales. Y es que, salvo las aves que son depredadoras, el resto esconden los síntomas de cualquier enfermedad por mero instinto de supervivencia hasta que ya no pueden “aguantar” esa fachada y nos demuestran que están enfermas. Y cuando lo demuestran, en muchas ocasiones, es tarde para actuar, pues la enfermedad está avanzada.

Ciertamente, con los loros papilleros mantenidos como mascotas, y a medida que los dueños tienen un contacto más estrecho con sus animales o tienen un ojo más experimentado, rápidamente se van dando cuenta de cuándo algo no va bien. Y ahí es cuando tienes que acudir rápidamente a tu veterinario de exóticos para ponerle remedio. No obstante, hay muchas enfermedades, sobre todo relacionadas con la alimentación, que pasan desapercibidas hasta que el daño es demasiado grande. Y es en éstas sobre todo en las que queremos poner remedio antes de que se produzcan alteraciones importantes.

Al igual que los perros y los gatos tienen sus vacunas y sus desparasitaciones, en las que siempre aprovechamos para revisar que todo esté bien, con las aves hay que acostumbrarse a tomar los chequeos como rutina. 

Vamos a desgranar algunos puntos que nos parecen importantes acerca de por qué son tan importantes los análisis preventivos en las aves:

Las aves sanas siempre están alerta. Si ves a tu animal "embolado" o con los ojos entrecerrados muchas veces al día, significa que algo le pasa.

Las aves sanas siempre están alerta. Si ves a tu animal “embolado” o con los ojos entrecerrados muchas veces al día, significa que algo le pasa.

 

¿Y por qué en las aves y en los loros es tan difícil ver que están enfermos? 

Porque la mayoría de las aves que mantenemos como mascotas (cetrería aparte) suelen ser animales que NO son depredadores, si no todo lo contrario. Y su instinto de supervivencia hace que quieran pasar desapercibidas sin mostrar ningún síntoma de enfermedad. Pues en la naturaleza, a la primera de cambio que evidencien que algo no va bien, van a ser carne de cañón para los depredadores.

Además filogenéticamente hablando, estamos mucho más cerca de otras mascotas que de las aves. Y esto hace que podamos detectar mucho más fácilmente los síntomas de enfermedad en un perro (además de porque, se quiera o no se quiera, estamos más acostumbrados a tenerlos en nuestra vida cotidiana mucho más asiduamente que a las aves), un gato o cualquier otro mamífero que en un ave. Generamos más “empatía” cuando un mamífero está malo que cuando lo está un ave, pues los signos de enfermedad en un perro son mucho más parecidos a los nuestros por ser un mamífero que los de un ave.

 

Es que las aves cuando se ponen enfermas son muy delicadas y se suelen morir…

Es una frase que por desgracia oímos demasiado frecuentemente, y hacemos todo lo posible en nuestra clínica veterinaria Azureus para que no sea verdad. Normalmente, no es que las aves sean más delicadas, es que nos damos cuenta tarde de que les pasa algo malo.

Si ves a tu loro enfermo hoy, con casi total seguridad, lleva varios días gestando la enfermedad. No esperes para llevarlo al veterinario. 

Los colores de un ave siempre deben ser vibrantes y el plumaje lustroso. Hay ciertos cambios en el plumaje que nos pueden avisar de alteraciones nutricionales, pero dichos cambios (plumas de varios colores por ejemplo o tonalidades rojizas) pueden ser perfectamente normales en algunas especies. En la fotografía, podéis ver a un macho de Rabadilla Roja panaché (mezcla de varios colores) totalmente normal.

Los colores de un ave siempre deben ser vibrantes y el plumaje lustroso. Hay ciertos cambios en el plumaje que nos pueden avisar de alteraciones nutricionales, pero dichos cambios (plumas de varios colores por ejemplo o tonalidades rojizas) pueden ser perfectamente normales en algunas especies. En la fotografía, podéis ver a un macho de Rabadilla Roja panaché (mezcla de varios colores) totalmente normal.

Y cuando vemos al animal embolado con las plumas ahuecadas además la tendencia general es “esperar un par de días a ver si se le pasa”. Pues bien, esos dos días son vitales para el tratamiento de cualquier enfermedad en aves. Si ves a tu ave embolada o con un comportamiento anormal que denote que está enfermo, en el 99% de los casos NO SE HA PUESTO ENFERMO HOY, lleva ya unos días pero te lo está demostrando hoy. Así que esperar para llevarla a tu veterinario de exóticos lo único que hará será empeorar la enfermedad.

Bien, todo esto está muy bien para cuando nuestros loros se ponen enfermos. Y ahí lógicamente, un análisis de sangre estará indicado según lo que sospeche tu veterinario y será éste último el que te diga acerca de la necesidad de hacer o no ciertas pruebas para llegar a un diagnóstico y poner tratamiento.

 

Pero… si mi loro está sano… ¿Por qué le tengo que hacer un análisis de sangre?

¡Y ahí es donde entra en juego la medicina preventiva! ¿Sabes que la mitad de los problemas que vemos en consulta en nuestra clínica veterinaria en aves están relacionados con la alimentación? Sí, has leído bien, ¡LA MITAD!.

Los propietarios de loros y otras aves deben ser conscientes que las revisiones periódicas de sus mascotas aladas al veterinario de exóticos para chequeos rutinarios mejorarán la salud de sus peques y prolongarán su esperanza de vida. 

¡Y casi todos esos problemas además se pueden prevenir!

¿Pero cómo? Si mi mascota come muy bien y está sana.

Pues porque hay muchas enfermedades relacionadas con la alimentación que son completamente silenciosas y en las que el animal no enferma hasta al final (cuando hay veces que ya no tiene remedio). Lo que queremos es detectar estas enfermedades ANTES de que nos den un problema. El ejemplo más claro lo tenemos muy cerca en personas de nuestro entorno con el colesterol alto y otras enfermedades metabólicas relacionadas con la alimentación. Si no nos realizamos controles de salud, estas enfermedades nos dan avisos muy sutiles hasta que nos dan un “susto” gordo (como por ejemplo microinfartos por los trombos que genera el colesterol).

Y en los loros la mejor prevención la realizamos efectuando a tu mascota un análisis de sangre anual o bianual. 

¿Y para qué sirve entonces un análisis de sangre rutinario en loros?

Pues en los controles rutinarios que hacemos anuales a todos nuestros pacientes alados chequeamos básicamente todo, como se haría en una persona. Podemos ver cómo está el hígado, el riñón, si tiene deficiencias nutricionales, el estado de su sistema inmunológico, si padece anemias, sus niveles de glucosa, colesterol, triglicéridos… o si tiene el sodio o el potasio en valores normales. Y para todo esto, lo único que se necesita es muy poquita cantidad de sangre con las máquinas analíticas que en la actualidad existen (a nosotros nos bastan 4 gotas de sangre para poder tener una analítica completa).

Y con ésta sencilla prueba, ponemos remedio a multitud de problemas que se están gestando silenciosos en vuestros peques y que no queremos que den disgustos en el futuro. Hemos tenido bastantes casos de loros comiendo pipas y semillas durante años que “parecen” estar bien (aunque por fuera ya muchas veces hay cambios muy sutiles que a nosotros nos indican que se está cociendo algo gordo por dentro) y que de un día para otro se quedan paralíticos. O tirados en el fondo de la jaula, o comienzan a regurgitar sin parar. Y todo porque el hígado o el riñón después de haber estado dañándose poco a poco con la alimentación que se le daba un día ha dicho ¡basta!.

Y a algunos conseguimos sacarlos adelante (más de uno ha estado con nosotros hospitalizado más de 2 y 3 semanas en la UCI). Pero hay otros que vienen con tanto daño interno que por mucho que los intentemos curar no aguantan lo suficiente para dar tiempo a que sus órganos internos se regeneren. Y lo que más nos duele de estos casos (y sí, nos duele, porque ver a un yaco de 15 años que aparenta ser un abuelo de 70 y que está en las últimas no es plato de buen gusto para nadie, aunque llevemos dedicándonos a la veterinaria muchos años ya) es que estos problemas se podrían haber detectado con una simple analítica de sangre.

Y le hubiéramos puesto remedio tan solo cambiando la alimentación y con alguna medicación liviana para casa (nada que ver con todo lo que tenemos que hacer cuando ya vienen enfermos y pidiendo pista para irse al cielo…). Es por esto por lo que recomendamos siempre realizar los chequeos rutinarios mediante análisis de sangre en loros. Pues los problemas de origen nutricional pueden tardar años en dar la cara externamente, sin embargo, podemos “cazarlos” en un estadio muy temprano viendo ciertas alteraciones en los análisis de sangre.

Este pequeño pollo de yaco que no llega a los 3 meses vino a la clínica con una desnutrición tremenda debido a una mala alimentación. El análisis de sangre confirmó la malnutrición, además de una infección respiratoria muy grave (aunque le limpiábamos varias veces al día, podéis ver restos de los mocos que expulsaba en la nariz). Tras varios días hospitalizado se fue para casa bastante más recuperado y con una dieta adecuada, pero no todos tienen la misma suerte. Ante todo, prevención y buena información desde el principio, no lo olvides ;)

Este pequeño pollo de yaco que no llega a los 3 meses vino a la clínica con una desnutrición tremenda debido a una mala alimentación. El análisis de sangre confirmó la malnutrición, además de una infección respiratoria muy grave (aunque le limpiábamos varias veces al día, podéis ver restos de los mocos que expulsaba en la nariz). Tras varios días hospitalizado se fue para casa bastante más recuperado y con una dieta adecuada, pero no todos tienen la misma suerte. Ante todo, prevención y buena información desde el principio, no lo olvides 😉

Para estos análisis, según cómo se porte de bien o no tu mascota con plumas, hay veces que es necesario dormirlos (lo más seguro es con anestesia inhalatoria). Y podemos asegurar que los beneficios de realizar estos chequeos son muy superiores a los riesgos de una posible sedación (obviamente, la indicación para la sedación o no de tu mascota siempre tiene que ser criterio del veterinario según lo que estime más apropiado).

Para que te hagas una idea, en loros peleones (sobre todo los yacos, que por muy majos que sean contigo que eres su dueño, con nosotros y el resto del mundo pueden llegar a ser muy histéricos) entre que dormimos al animal, le sacamos sangre, le chequeamos visualmente, le tomamos la presión sanguínea y lo despertamos, no suelen pasar más de 4 minutos (y eso contando el tiempo que tarda en dormirse y despertarse). Y para animales que no hay que sedar porque se portan muy bien, normalmente solo se necesitan 2-3 minutos de manipulación “estresante” (y ponemos entre comillas lo de estresante porque a mi tampoco me gusta ir al laboratorio a que me saquen sangre, pero es un mal menor comparado con ponerse enfermo).

Por todo lo que os hemos contado, por el bien de vuestros loros, hacerles una revisión anual (o al menos bianual) para controlar su estado de salud. Os lo agradecerán estando sanos más tiempo con vosotros 😉

Si desconocías qué cosas se podían prevenir o lo recomendable que es realizarles chequeos a los loros mantenidos como mascota y te ha parecido interesante esta info, te pedimos y te agradecemos por favor que la compartas, pues solo cuando la gente conozca estas cosas se podrán prevenir muchas de las enfermedades antes de que sea tarde.

Desde Azureus, os deseamos muy buen día.

28 mayo, 2018 Aves, Clínica veterinaria, Exóticos, Generales

Estamos utilizando cookies de terceros para estadísticas. No se mandará información personal. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar