Las nuevas especies consideradas invasoras Marzo de 2019

Las nuevas especies consideradas invasoras Marzo de 2019

El día 30 de Marzo de 2019 se aprobó un nuevo decreto mediante el cual se añaden varias especies nuevas a las consideradas “especies invasoras” ya catalogadas en un anterior decreto del 2013. Entre las nuevas especies incluidas como invasoras figuran la pitón regius, el varano de la sabana y el cerdo vietnamita (como más llamativas).

Desde su entrada en vigor, se establece un periodo de transición de 3 años, hasta el 1 de Enero de 2022. Para entonces, todo aquel que tenga cualquiera de los animales incluidos en el decreto deberá tenerlo registrado en su Comunidad Autónoma.

Desde la entrada en vigor del decreto se prohíbe la compra, venta, cría, cesión y/o cualquier otra acción comercial o de cambio de propietarios con las especies arriba mencionadas. Solo se permite mantenerlos hasta que se mueran (los que se tienen como mascotas, previa identificación y registro en la Comunidad Autónoma); o bien donarlos a centros de investigación médica u otras entidades con fines científicos.

Es decir, que si tienes pitones regius o varanos de la sabana, que sepas que desde YA no puedes criarlos, ni cederlos, ni venderlos, ni comprarlos de manera legal en ningún sitio en España, estarías incurriendo en un delito. Y tienes hasta el 1 de Enero de 2022 para legalizarlo. ¿Quieres saber qué tienes que hacer? Te lo contamos, y te damos nuestra opinión acerca de todo esto.

¿De verdad hay un problema con las especies invasoras?

, de verdad hay un problema con las especies invasoras. Tanto de especies animales como de especies de plantas.

En nuestra península el clima es bastante propicio para que haya muchas especies que puedan adaptarse y sobrevivir. Y además sobrevivir tan tan bien que desplacen a las especies que tenemos aquí y las condenen a la desaparición. Y con el cambio climático que vamos sufriendo cada año, esto cada vez va a ir a peor, habrá más especies que puedan sobrevivir y criar en España.

Las pitones regius está incluidas en el nuevo decreto como especies invasoras.

El camalote o Jacinto de agua es una auténtica plaga en algunos ríos de España.

Las Trachemys ya estaban en el listado anterior. Se adaptan extraordinariamente bien a nuestro clima y son extremadamente voraces.

¿Tan grave es el problema?

Sí, y hay que tomar medidas (y no creemos que la correcta sea prohibir).

Las especies de plantas acuáticas de rápido crecimiento (como por ejemplo el Camalote), están causando estragos en los ríos españoles. En el Guadiana en la provincia de Badajoz, por no irnos más lejos, se gastan millones anualmente en controlar la plaga que se reproduce como la peste encima de los ríos. Y es que se reproduce a tal velocidad que tapa completamente la ribera y la superficie del agua, impidiendo el correcto intercambio gaseoso y originando la muerte de los peces en muchos puntos. Además de que se cepilla a todo las plantas que crecen debajo de ella (no hay luz que pasa de la superficie no hay plantas que crezcan debajo).

¿Esta planta es beneficiosa para algo? Sí, es una consumidora de nutrientes BESTIAL. Se puede utilizar para rebajar los niveles de nitratos, fosfatos y otros elementos tóxicos en el agua. Pero para eso hay que tenerla controlada y crece de tal manera que es casi imposible tenerla controlada en la naturaleza.

Y por poner otro ejemplo, las Trachemys (las tortugas verdes de Florida de toda la vida) están adaptadas perfectamente a vivir en la mitad Sur de la península ibérica. Y los galápagos leprosos o los europeos, que son más lentos al criar y no tan agresivos al alimentarse, tienen las de perder. Y su población está en severo retroceso en nuestro país.

Luego están las cotorras argentinas en las grandes capitales de provincia, que destrozan todo lo que pillan… Colonias de mapaches que campan a sus anchas en algunos puntos de España… y poco a poco van saliendo noticias de especies invasoras que colonizan algún punto de la geografía de nuestra Península.

Si prohibes una especie, en muy poco tiempo tienes otras 4 que la sustituyen en el mercado de los animales de compañía. Prohibir mantener una especie lo que está generando es que el problema, lejos de reducirse, se empeore.

¿Prohibir es la solución?

Pues creo firmemente que NO.

¿Por qué creo que no? Porque desde que abrí Azureus he visto cómo cada vez que se prohibía una especie mediante Real Decreto, en menos de un mes ofrecían a la tienda listados nuevos con especies nuevas de cualquier especie.

Esto es, si al principio prohibieron la tortuga de Florida normal, se comenzó a comercializar la tortuga de Florida de oreja amarilla (una subespecie). Y cuando prohibieron ésta se empezó a traer la tortuga de Florida de oreja roja. Y luego ya prohibieron todas las tortugas de Florida (género Trachemys). ¿Quieres saber qué ha pasado? Pues que han aparecido 4 especies de tortugas nuevas en el mercado para hacer frente a la demanda, completamente diferentes. ¿Se vendían estas tortugas antes? Sí, sí que se vendían, pero muy pocos ejemplares. Y ahora sin embargo las tortugas que podemos encontrar a la venta son del Género Mauremys, Pseudemys, Graptemys, Sternotherus, Emydura…. Es decir, hemos pasado de tener un solo género comercializado por excelencia (Las Trachemys, que tiene varias especies) a 4 géneros diferentes (cada uno de los cuales con varias especies a su vez). Lo único que ha conseguido la prohibición es multiplicar de manera exponencial la cantidad de especies que pueden ser invasoras.

¿Sabes cuál es el resultado? Que ahora en vez de tener que hacer frente a una sola especie de tortuga, tenemos que hacer frente a 7, más las que están por venir. ¿Prohibir ha sido la solución? NO, solo ha agravado el problema, pues ahora en vez de un enemigo a combatir tienes 7, que te ocupan diferentes nichos y que te obligan a dividir tus recursos para controlar a las diferentes poblaciones.

Y esto que acabo de contar no solo pasa con las tortugas, pasa con muchas otras especies. Prohiben una especie, ya sea de planta o de animal, y en 1-2 meses tienes 4 que sustituyen a la primera. ¿Qué haces? ¿Lo prohibes todo? Estamos en un mundo tan conectado que si no te llegan por un sitio te van a llegar por otro, y la población quiere mantener mascotas diferentes porque los gustos son diferentes.

La respuesta de mucha gente a esto es: Pues que tengan solo perros y gatos, que es lo de toda la vida y lo que no da problemas. Y tampoco es así, en primer lugar porque aunque sean las mascotas convencionales, hay otras muchas especies que son igual de buenas de mascotas y se pueden tener perfectamente en casa. Y en segundo lugar porque eso de que no dan problemas no es verdad. Los gatos es una de las especies más invasoras que hay, pues cazan de todo y se adaptan de maravilla. Y son un peligro tremendo para muchas especies. Y los perros asilvestrados o abandonados son un problema de primer orden. Entonces no es oro todo lo que reluce. ¿Prohibimos también los perros y los gatos? No parece que tenga mucho sentido, ¿no?

Pero no todo es echarse las manos a la cabeza o prohibir, creo que hay otras opciones que darían mejores resultados. Te lo cuento más abajo.

 

¿Quieres un mundo globalizado? Pues toma dos tazas...

En un mundo tan globalizado como este en el que vivimos, uno a través de internet puede conseguir casi lo que se proponga. El camalote (Jacinto de agua) está prohibido en España desde hace años y…. ¡sorpresa1… puedes adquirir semillas de esta planta a través de Amazon por menos de 15 € con los portes incluidos…

Y no, el enlace no es para que compres las semillas por favor, es para que veas lo fácil que es conseguir todo hoy en día. Con el transporte de animales vivos es un poco más difícil, pero no mucho más si el dinero no es un problema. Entonces… creo que es necesario fomentar una tenencia responsable y unas normas mejores a las que tenemos.

En la actualidad hay varias especies de tortugas que están sustituyendo a las antiguas en el comercio de animales de compañía.

En cuanto se prohíbe una especie, aparecen otras sustituyéndola. Por eso no creemos que prohibir sea la solución.

¿Y por qué no dejar actuar a la naturaleza?

A ver, si hubiéramos dejado actuar a la naturaleza desde el principio, lo primero es que no hubiéramos tenido tantas especies invasoras. Ahora la cosa es arreglar el desaguisado.

Si dejamos que las especies invasoras se queden de manera permanente y no ponemos coto, nuestras especies autóctonas desapareceran (y puedes pensar… bueno, ahora en vez de una tortuga hay otra, ¿no? al final da lo mismo). Y cuando desaparecen las antiguas y las nuevas se instalan, SE ALTERA EL EQUILIBRIO DEL ECOSISTEMA.

Por seguir con el ejemplo de las tortugas, si los galápagos de aquí de toda la vida se extinguen y las tortugas de Florida campan a sus anchas, no solo se ven afectadas las tortugas. Las tortugas invasoras son extremadamente más agresivas en sus hábitos alimenticios y mucho más voraces. La fauna y la flora que estén en esos ecosistemas al final se verá gravemente afectada. Y eso es una cascada de cambios que pueden alterar todo el entorno.

Si una especie invasora desplaza a una especie autóctona no se cambia únicamente una especie por otra, se altera el ecosistema entero.

¿Y de todo esto quién tiene la culpa?

Pues creo que la culpa hay que repartirla entre todos los que intervienen tanto en la cadena de compra como en los que hacen la legislación.

  • Evidentemente, la culpa es de los que sueltan a los animales, ya sea por escapes o fugas fortuitas o bien por sueltas deliberadas (que las hay).
    • Ante un caso de escape lo que hay que hacer es intentar encontrar al animal, y si no lo encontramos, denunciarlo o poner sobre aviso a las autoridades.
    • En caso de que ya no quieras mantener a un animal (y eso habría que explicárselo a mucha gente) NO debes soltarlo. NUNCA. Lo que te parece que puede estar bien para el animalito (darle libertad, dejarlo libre, que pueda disfrutar) puede ser obligarlo a agonizar. La mayoría de los animales domésticos o que se mantienen como mascotas muchas veces no saben encontrar comida ni apañárselas solos. Y los estamos condenando a que muchos se mueran de hambre. El problema gordo viene con los que se adaptan al medio. Lo mejor es ponerlo en adopción o cederlo a alguien que lo vaya a cuidar bien.
    • “Es que quiero donarlo pero no me lo acoge ninguna protectora”. Lo mismo es que están desbordadas y por eso no lo cogen. Es la administración la que debe tener instalaciones adecuadas para la recogida de animales abandonados, y es lo que debemos exigir. Lo ideal sería que si alguien quiere desprenderse de su animal se vea obligado a abonar una cantidad económica para su mantenimiento durante unos meses (así por lo menos le escocerá para que se lo piense dos veces en el futuro y no volver a hacer lo mismo). Y, evidentemente, que las multas por abandonarlo sean exageradamente altas (y sí, deberían ser descomunales, para que la gente no tuviera ganas de que lo pudieran pillar abandonándolo).
    • Los centros de atención de fauna salvaje a veces pueden recepcionar a los animales exóticos (sobre todo los invasores) para encontrarles un lugar adecuado con fines divulgativos o científicos (centros de cría para mantenimiento de la especie si está amenazada, centros de educación tipo zoológicos, etc. ). El problema, estos centros están concebidos para recuperar especies autóctonas y muchas veces tienen presupuestos con los que tienen que hacer auténticas piruetas para poder atender a dichas especies. No pueden (y no deben mientras los recursos de los que disponen sean limitados) destinar esos fondos a animales que no son las especies autóctonas. Y suena muy duro decirlo, pero es así, deben priorizar. En el peor de los casos la decisión que se toma es la eutanasia de los animales que sean considerados especies invasoras (y sí, es una pena, puede parecer una barbaridad, pero si no hay medios es mejor eso que tener a 500 tortugas en una estanque de 2 x 2 metros por ejemplo). ¿Quieres cambiarlo? La única manera es con tiempo y, sobre todo, con medios económicos para tener instalaciones adecuadas donde dar cabida a estos animales.
  • Y luego lo que hay que mirarse es el ombligo lo primero. Y la mayor culpa de todo esto está en aquellos propietarios de mascotas nuevas exóticas que no se informan antes de tener una. Sus hábitos, su alimentación, su posibilidad de adaptación al medio. Aquí el problema viene a veces de la tienda, que no informa como debe (bien porque desconoce la información correcta o por otra circunstancia). Pero no podemos dejar de lado el hecho de que a muchas personas le explicas que la especie X no es una buena mascota y la desaconsejas completamente (caso de los mapaches, por poner un ejemplo) y les entra por un oido y les sale por el otro. ¿Qué haces? Nosotros lo tenemos claro, no venderlo. Pero lo que vemos es que esa persona tal y como ha venido a nosotros se va al siguiente a probar suerte (o a criadores particulares o a cualquier otro sitio) y puede acabar consiguiendo dicho animal (en el caso de mapache, está prohibidísimo, pero hasta que estuvo permitida su venta lo que cuento en estas líneas era el pan nuestro de cada día).

¿Qué tengo que hacer si tengo un animal incluido en la nueva lista de especies invasoras?

Si tienes un varano de la sabana, una pitón regius o un cerdo vietnamita, debes obligatoriamente registrarlo. El lugar de registro será en cada Comunidad Autónoma (en el caso de Extremadura, será la Junta de Extremadura quien se encargará del registro).

  • Deberás identificar a tu animal (en estas tres especies, la mejor opción es la implantación de un microchip).
  • Deberás registrar a tu animal ante las autoridades competentes (en cada Comunidad Autónoma puede cambiar). Normalmente hay que presentar:
    • Una declaración jurada, diciendo que no vas a vender, criar, ceder ni soltar a tu animal. (En términos mundanos, que te lo vas a quedar hasta el fin de sus días, vamos).
    • Un documento firmado donde te haces responsable del animal (a veces es el mismo que el anterior).

En el caso de nuestra comunidad, imagino que utilizarán los mismos documentos que ya se utilizaron para el antiguo listado de especies invasoras del 2013.

Para más info sobre el listado anterior de especies invasoras y prohibidas, puedes leer este artículo: Especies exóticas y especies invasoras, tenencia responsable.

Para tener de manera concisa qué debes hacer tienes este otro que escribimos en su día: Mi mascotas está considerada especie invasora ¿Qué hago?

Y también puedes descargar el modelo del 2013 para la declaración jurada y/o la entrega voluntaria del animal a las autoridades.

Las pitones regius son pequeñas boas de no más de 2 metros (rara vez pasan 1.5 metros). Son de comportamiento hudizo y se hacen una bola cuando sienten el peligro. En cautividad necesitan temperaturas altas y constantes para estar correctamente. No creo que sea una especie realmente invasora en nuestro entorno.

Los cerdos vietnamitas pasan a estar prohibidos con el nuevo decreto. El problema aquí es que han prohibido una raza o variedad, no una especie. Y variedades de cerdos hay a montones. ¿Pasará lo mismo que con las tortugas? ¿Dentro de 10 años veremos 4 variedades más de cerditos enanos?

Los varanos de la sabana son lagartos de como máximo 130 cm y 5 kg de peso (incluyendo la cola). También requieren de unas necesidades de calor muy altas todo el año y el clima aquí en invierno no dejaría vivo a ninguno.

¿Qué errores veo en la legislación actual?

Creo que hay errores bastante importantes en la forma en que se está tratando el tema para intentar prevenir y atajar el problema de las especies invasoras. Lo detallo por puntos brevemente:

  • Se está orientando todo a prohibir. Y creo que así lo único que va a pasar (y está pasando) es multiplicar el problema. En vez de una especie invasora, en 10 años tendremos 5, 7 ó 10 según el tipo.

 

  • Se le está metiendo caña a más no poder a la venta de animales en sitios regulados, es decir, en las tiendas. Cada vez hay más requisitos a cumplir, menos animales que se pueden vender, etc. Ojo, me parece muy bien que haya requisitos estrictos para la venta de animales, que no se puedan exponer en un escaparate, etc. Pero se está poniendo una soga al cuello precisamente en aquellos sitios en los que más control puedes tener. Y muchos me dirán, claro cachondo, tú tienes una tienda y por eso no quieres que se prohiba vender animales. Y mi respuesta es: yo soy veterinario, y la clínica es lo que me da de comer, la tienda de animales la puse para poder concienciar y educar a los clientes para que sepan qué deben tener para mantener en buenas condiciones a su mascota. Y para poder ofrecerles productos de calidad que los animales necesitan y que tal y como está montado el mercado por desgracia no son los más habituales.
    • Lo que veo es que tal y como va la cosa muchas tiendas están destinadas a desaparecer y la siguiente ruta para comprar animales (que ya está vigente y es la que utiliza una buena parte de la población para comprar u obtener los animales que quiere) es la compra-venta entre particulares. Y ojo, hay tiendas que no mantienen a los animales bien y deberían cerrar (y para eso está o debería estar la administración, para actuar rápido y poner sanciones o proceder al cierre del negocio). Pero si los sitios que la administración puede controlar al final desaparecen y solo quedan los que no pueden controlar (o son más difíciles), la cosa pinta fea, pues cada vez habrá más volumen de animales moviéndose sin que estén controlados y regulados.
    • Y no es que a las tiendas no haya que regularlas. Por supuesto que hay que regularlas y estoy más que de acuerdo. Es que las tiendas de animales (hasta que se invente otra cosa o se haga de otra manera) son el mejor sitio para TENER REGULADAS Y CONTROLADAS las nuevas mascotas que llegan a las casas. Es decir, tienes un sitio físico que la administración puede controlar, y que es mucho más fácil de revisar, controlar y regular que docenas de criadores particulares en su casa.

 

  • Los precios de los animales son muy bajos. ¿Y esto a que viene? En general se tiene una cultura de bajos precios con muchos animales mantenidos como mascotas, y esto propicia que mucha gente los compre sin realmente plantearse qué necesitan. (Total… ¿qué más me da que no viva bien o que se muera si la tortuga del niño me ha costado 15 € y el tortuguero de plástico – o cementario de tortugas como prefiero llamarlos- me ha costado 10?. Si se muere le compro otra y ya está. O por ese precio, la suelto si llega a hacerse mayor y le vuelvo a comprar otra…). Sí, efectivamente el problema es de concienciación, pero si los precios fuesen más elevados, se vendería menos animales porque el bolsillo picaría un poco más, pero habría mascotas mejor cuidadas.

 

  • Los controles que puede efectuar la administración son demasiado limitados (tanto la administración que se encarga de llevar los registros en el SOIVRE como la que se encarga de revisar los núcleos zoológicos vigentes de las tiendas de animales, los criaderos y demás están bastante saturados en la mayoría de ocasiones). Y además hay poco personal especializado en el tema de animales exóticos (muchos tienen que atender tanto explotaciones de ganadería como de tiendas de mascotas). Es muy frustrante hablar con los encargados de controlar estas cosas y ver que materialmente no pueden darte soluciones rápidas porque están desbordados.

La solución al problema de las especies invasoras no creo que deba ser prohibir. En la actualidad con la globalización es muy difícil contener la entrada de nuevas especies a la Península. Es mejor legislar y poner una regulación mucho más estricta para evitar tener problemas futuros con nuevas especies.

¿Y cuáles son las posibles soluciones?

Lo primero que debo decir aquí es que no veo ni soluciones fáciles, ni rápidas ni baratas. Ni para controlar los problemas que ya hay en el ecosistema ni para el control de las futuras mascotas que se tengan.

A partir de ahí, expongo los puntos que creo que serían vitales para evitar que las especies invasoras sean un problema tan grave (y lo voy a intentar hacer de una manera en la que me entienda todo el mundo, sin palabrejas complicadas ni medias tintas):

  • Falta concienciación de la población. Y eso es lo primero que debe resolverse. Y sí, el personal en general tiene poca idea de lo que es una especie exótica invasora y de lo que puede provocar en el ecosistema. Hay que concienciar a la sociedad de que un animal es para toda la vida, y que no son objetos de usar y tirar.
    • Se deberían dar charlas en los colegios para concienciar de los problemas de soltar un animal, ya sea exótico o no, y de los requerimientos básicos de muchos de ellos. Con ello bajarían mucho los abandonos y la sueltas de animales que “han crecido mucho en casa” o “es que ya no me gusta” y no lo quiero mantener. O.. “es que cuando se ha puesto enfermo y me han dicho lo que cuesta mantenerlo bien he alucinado en colores y no quiero tener ese gasto económico” (que también lo vemos y bastante en la clínica por desgracia).
    • Se debería evitar por ley que los menores de edad pudieran adquirir un animal si no hay un adulto que se haga responsable de dicho animal. Sí, esto en teoría debería ser así, en la práctica no lo es tanto.

 

  • Falta control por parte de las administraciones. Creo que la administración en este punto está desbordada muchas veces. Y es que, dado que el sector de los animales de compañía va cada año en auge y se expande más, debería haber funcionarios dedicados y especializados en exclusiva al registro y control de las zonas de mascotas mantenidas como mascotas (y no que fueran en el mismo saco con animales en general, ya sean silvestres o los de la cabaña ganadera).
  • Faltan leyes específicas que regulen la tenencia de mascotas a nivel nacional (y sí, a nivel nacional, con salvedades en las islas por sus particularidades geográficas y de clima, pero que se hiciera una ley que valga para toda España). Y vería más lógico incluso llegar a acuerdos con Portugal en este tema, pues lo ideal si se quiere combatir el tema de especies invasoras es que toda la Península Ibérica tuviera la misma normativa (¿o las tortugas o el camalote van a diferenciar si están en España o en Portugal?). No tiene mucho sentido prohibir aquí lo que en Portugal puede adquirirse de una manera sencilla y rápida por ser legal, ¿no?

Resolver el problema no es fácil ni tampoco barato. Entre todos tenemos que plantear soluciones alternativas a la prohibición que de verdad sean efectivas y acaben con los abandonos y las sueltas.

Medidas concretas que creo que deberían/podrían tomarse:

  • Implantación por ley de microchip a cualquier animal vendido como mascota. Pero implantación, no voluntaria del dueño, si no obligatoria desde que está en el distribuidor / criador o en la tienda. Y muchos podréis decir: hombre, esto ya está en vigor, tanto con perros como con otros animales que deben inscribirse en registros. Pero la realidad es que muchos animales siguen sin estar censados ni inscritos en ningún sitio (os sorprendería la cantidad de veces que nos han pedido en la clínica que vacunemos a perros sin microchip porque sencillamente los dueños no quieren gastarse el dinero en ponérselo. Obviamente, nos negamos en rotundo y les explicamos las repercusiones que pueden tener sus acciones: tanto legales como sanitarias para el resto de la población).

 

  • Puntos a favor y en contra:
    • ¿Sería más difícil? Sí, sería más difícil y bastante más engorroso, pues la cantidad de documentación asociada a cada microchip que habría que mover sería bastante grande.
    • A algunos animales no se le pueden poner microchips. (anfibios pequeños, dendrobates – ranas pequeñas en general -, corales, peces, insectos, etc.). Y a otros, a las edades en las que se venden (muy pequeños) es inviable ponerles microchips hasta que no crecen lo suficiente. En estos últimos, una de dos, o llevas un certificado de identificación como los que llevan los documentos CITES ahora mismo hasta que tengan edad de ser microchipadas, o directamente se prohíbe la venta hasta que estén microchipadas (el precio subiría, pues habría que mantener a esos animales en casa más tiempo).
    • Se encarecería el precio de los animales, y de algunos puede que bastante. Más trámites, más tiempo de mantenimiento de los mismos en alguno de los puntos de la cadena de venta hasta tener los documentos correctos, etc. En este punto los criadores y las tiendas normalmente pondrían el grito en el cielo. Pero, ¿qué está pasando con el yaco una vez que ha sido obligatorio tenerlo legalizado y bien controlado? Que está volviendo a tener los precios que tenía antes de la crisis económica del 2007. Y es que durante los años previos a la crisis un yaco rondaba los 1000-1300 € de media (y más). Y durante la crisis todo el mundo se puso a criar yacos sin control y los precios bajaron tanto que se llegaron a ver yacos por 300 €. Eso sí, con menos papeles que una liebre, sin control ninguno, con gente “criando” yacos emparejando padres con hijos y viceversa y sacando al mercado animales de muy poca calidad genética (y eso importa mucho luego en la salud de los animales, los hace más susceptibles de enfermedades). Todo el mundo se echó las manos a la cabeza cuando tuvo que legalizar su yaco y tuvo que pagar 20 € por animal para poder tenerlo. Y a los criadores no profesionales o no regulados les negaron la posibilidad de criarlos. Pero los yacos en menos de un año han visto incrementarse su precio y compensan con creces los gastos que originó su legalización (para los criadores me refiero obviamente).
    • Claro, como tú eres veterinario, por eso quieres que se les implante microchip a todo animalito viviente. Mi respuesta: que lo haga el estado (previo pago de unas tasas obviamente, gratis no puede ser). Que sean los veterinarios oficiales los que lleven a cabo el proceso. Así además matas dos pájaros de un tiro: con lo que cuesten las tasas pagas a veterinarios que trabajen para el estado y que además estén especializados para poder hacer los controles y registros. Y como son del estado y no les va el sueldo en llevarse mejor o peor con el criador, con el distribuidor o con la tienda, no hay conflicto de intereses. Se ofrece el servicio, se realiza el trabajo y encima no cuesta dinero al estado porque se financia con las propias tasas de la identificación. Así se obtendría al final personal cualificado y un control riguroso.
    • Tal y como está funcionando el papeleo asociado a la implantación de microchip, registro e identificación en los animales que requieren CITES, sería INVIABLE para cualquier punto de venta (ya sea tienda, criador o distribuidor) vender animales. ¿Por qué? porque suelen estar desbordados y tardan semanas en dar una autorización. Se necesitaría que las cosas fueran mucho más rápidas (a más tardar una semana). La única manera que veo de arreglar eso es poniendo más personal (y de ahí lo del anterior punto de autofinanciación de ese personal).
    • Posibilidad de hacer pruebas de ADN para la identificación y no mediante microchip, para aquellos animales en los que no pudiera implantarse microchip.

 

  • Base de datos a nivel NACIONAL, y una sola por favor, no por Comunidades. Me parece de película de ficción que no haya una base de datos a nivel nacional para los perros, una sola quiero decir. Es verdad que sería más difícil de llevar, pero sería mucho más fácil identificar a los propietarios, sean de la comunidad que sean, para pedirles responsabilidades. Conllevaría un papeleo y un volumen de trabajo considerable. Sí, pero se podría autofinanciar con las tasas de las que hablamos en estas medidas.

 

  • Registro de todo aquel que quiera criar animales en su casa. Si no hay registro, no hay posibilidad de criar. Y sí, en teoría esto es obligatorio ya, pero no lo cumple ni el tato. En los últimos años se está viendo una cantidad sorprendente de personas que venden animales por internet. Cada vez es mayor y cada vez está más fuera de control. En muchas páginas se siguen viendo anuncios de venta de erizos africanos (prohibidos desde el anterior decreto de especies invasoras del 2013). Y como si quien comete una irregularidad de este tipo es un particular la multa que le cae suele ser inferior a 600 €, pues no merece la pena meterse a perseguirlos. Eso sí, si a una tienda se le ocurre vender uno de estos animalitos, la multa es de entre 10 y 100 veces más.

 

  • Multas que quiten las ganas de criar sin los permisos y/o de vender animales sin tener los papeles claros con Hacienda y con sus impuestos pertinentes. Y es que si criar 4 animales de la especie X (me da igual la que sea) me va a generar por ejemplo 200 € por cada ejemplar que venda. y la multa que me pueden poner son 300 €… ¿Qué hago? Pues total, cuando me pillen la pago y yo sigo ganando dinero…. Que las multas por estos conceptos se incrementen. ¿Que no hace nada ilegal? No te preocupes, este punto no te afectará.

 

  • Multas DESCOMUNALES a quien suelte animales o los abandone. Pero cuando digo descomunales, quiero decir mínimo uno o dos años de sueldo completo. Que te pillen bien y que tengas muy pocas posibilidades de escaparte (de ahí la identificación con microchip y/o identificación por ADN). Y que cuando te pillen (bien porque hayas abandonado o lo hayas soltado) te acuerdes toda la vida. Para que se te quiten las ganas de volver a repetir. El problema de este punto es que todavía hay mucho salvaje suelto que optaría por la opción de matar a su mascota. De ahí lo de que la identificación por ADN sea una cosa a tener en cuenta, pues un microchip los puedes quitar si te pones, falsear pistas de ADN se pone bastante más difícil.

La identificación con microchip es la que más se utiliza. Se puede poner en diferentes localizaciones y es de fácil lectura. En la actualidad hay microchips de dimensiones muy reducidas para animales pequeños. En nuestra clínica veterinaria Azureus ponemos uno de estos nano chips y podemos identificar hasta animales de 15 gramos sin inconvenientes. E incluso animales muy delicados y de elevado coste, como esta iguana de Fiji.

La identificación mediante ADN es más costosa, pero es extremadamente precisa. Así se puede identificar individualmente a cada animal, aunque es más costoso que la identificación con microchip.

Conclusiones

Con todas estas líneas, que no son pocas, pretendo dar una opinión y hacer una crítica constructiva. No pretendo sentar cátedra, si no proponer soluciones a un problema que está ahí y que tenemos que arreglar. 

Muchas de las ideas que plasmo aquí son impopulares, efectivamente. A nadie le gusta que al ir a comprar un animal éste vaya a salir más caro, obviamente. Pero ante la deriva que están tomando las leyes para controlar las especies invasoras lo primero que debemos hacer es ser críticos y ver qué podemos hacer para ponérselo fácil a las autoridades para que cambien las formas de legislar. Si no hacemos nada, lo que nos vamos a encontrar dentro de unos años es no poder tener muchas especies de animales exóticos porque estarán prohibidas. 

Sinceramente, yo prefiero pagar el doble por un animal exótico QUE SE PUEDA MANTENER EN BUENAS CONDICIONES EN CAUTIVIDAD y no represente un riesgo para el ser humano antes que saber que no lo puedo mantener porque está prohibido. Tardaré más en reunir el dinero para poder comprarlo, pero ésto me hará también estar mucho más atento para que las condiciones de mantenimiento sean perfectas y desanimaría a cualquiera que solo quiera tenerlas por puro capricho pasajero.

El futuro de las mascotas, ya sean exóticas o no, mantenidas en cautividad es ofrecerles un mejor bienestar y una mayor calidad de vida. Tenemos que empezar a cambiar la conciencia de la sociedad para hacerle ver que tener un animal por tenerlo o para contentar a un niño pequeño no es el futuro, que hay que cambiar las cosas. Y que da igual que el animal valga 5 € o 500 €, que hay que darle las mejores condiciones que podamos. Y esto pasa por una tenencia responsable y una mayor implicación de todas las partes afectadas e involucradas.

Si te ha gustado este artículo, te agradecemos de antemano tu tiempo para leerlo y te pedimos que lo difundas si crees que esta información debe llegar a más personas. Solo concienciando a más personas podremos llegar a un futuro en el que todas las mascotas estén muy bien cuidadas y consigamos erradicar viejas y malas prácticas, ya sea el abandono, las sueltas o el mal mantenimiento de muchos animales mantenidos como mascotas por desconocimiento.

 

¡Gracias!

3 mayo, 2019 Acuariofilia, Agua dulce, Agua marina, Aves, Clínica veterinaria, Exóticos, Generales, Novedades y noticias, Otros animales, Pequeños mamíferos, Reptiles, Tienda de mascotas

Estamos utilizando cookies de terceros para estadísticas. No se mandará información personal. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar