¿Sabes si los dientes de tu perro tienen un problema?

¿Sabes si los dientes de tu perro tienen un problema?

¿Has notado que a tu gato o a tu perro la boca le huele mal últimamente?

¿Has visto que le cueste masticar más de lo normal?

¿Los dientes de tu perro tienen un color amarillo o marrón?

¿Los dientes de tu perro se mueven cuando mastica o cuando le miras la boca?

Si la respuesta a una de las preguntas anteriores es un SI, probablemente tu mascota tenga un problema en la boca, y una revisión veterinaria no estaría nada mal para evitar problemas mayores con el paso del tiempo.

     Nuestros amigo peludos, en especial los de razas pequeñas, suelen sufrir bastantes problemas de salud dental, y muchas veces esto se ocasiona porque nos despreocupamos más de lo normal en casa en hacerle alguna revisión rutinaria (ya sea en casa o acudiendo al veterinario). El presente artículo tiene como objeto ayudarte a ver cuándo puede ser un problema para tu mascota el tener halitosis, el no comer bien o el acúmulo excesivo de sarro en los dientes y poder así tomar medidas a tiempo.

    

Una boca sana, es una boca fuerte. Objetivo nº 1: dientes limpios.

A menudo en la consulta vemos muchos problemas dentales irreversibles, que se hubieran podido solucionar habiendo actuado a tiempo. Dientes que se mueven y que hay que quitar porque producen dolor o infecciones, o que producen abcesos en la zona de la encía o malestar general que hacen que nuestra mascota no pueda o no quiera comer correctamente.

Para evitar la mayoría de estos problemas lo que tenemos que hacer es simple (y algo habitual para nosotros todos los días): Mantener los dientes de tu mascota limpios.

 Nuestro enemigo: EL SARRO.  

  ¿Qué es el sarro? El sarro es el acúmulo de suciedad en los dientes y encías del animal, que se origina por el acúmulo de restos de comida, sales minerales (que provienen, tanto de la comida, como de las sales minerales que hay en la saliva del animal) y bacterias que crecen en todos estos nidos de suciedad.

 

     La unión de todos estos factores nos da el sarro dental y produce el mal aliento por la acción de las bacterias que crecen en el sarro. El sarro comieza a depositarse sobre todo en la superficie de los dientes, justo en el nacimiento de su parte visible, al lado de la encía. Y cuanto más se acumula, más se afianza al diente. A medida que se va acumulando se va introduciendo entre el diente y la encía, y va formando una bolsa que hace que el diente cada vez esté menos sujeto por la encía. Aparentemente el diente no se mueve cuando tiene el sarro, pero si lo quitamos comprobaremos que ese espacio de encía perdido hace que el diente tenga una movilidad que puede llevar a su pérdida.

Imagen al microscopio electrónico de barrido de todo lo que compone el sarro y la placa en los dientes de los perros. Aparte de un montón de suciedad, hay una cantidad ingente de bacterias pululando en la zona.
Imagen al microscopio electrónico de barrido de todo lo que compone el sarro y la placa en los dientes de los perros. Aparte de un montón de suciedad, hay una cantidad ingente de bacterias pululando en la zona.

   

     Además, a medida que se va formando el sarro y esa bolsa de suciedad que hemos comentado antes va en aumento, aumenta también el riesgo de infecciones bucales, gingivitis (inflamaciones de las encías) y desde el minuto 1 de depósito de sarro se está en la senda de tener una enfermedad periodontal (por las alteraciones que se producen en la dentadura, bien por el aumento de movilidad, bien por la inflamación en las encías, bien por las infecciones concomitantes).

El proceso lo podemos dividir en 4 partes.

1- Comienzo de depósitos pequeños de sarro. No hay movilidad dentaria y no hayafectación de las encías. Es en este momento cuando nosotros podemos actuar mejor en casa. ¿Cómo? Limpiándole los dientes a nuestra mascota (lo veremos más abajo). En este punto podemos notar ligeras alitosis, pero el perro no presenta ninguna molestia.    

Los diferentes grados de la enfermedad periodontal que se producen en los dientes del perro a medida que avanza la enfermedad
Los diferentes grados de la enfermedad periodontal que se producen en los dientes del perro a medida que avanza la enfermedad

3- Los depósitos de sarro son muy visibles, afectan tanto a la parte visible del diente, como a la parte del diente que hay oculta bajo la encía. Aquí lo único que cabe para atajar el problema es una limpieza dental en el veterinario. Siempre y cuando no haya retracción excesiva de la encía, el problema se puede solventar. En esta etapa la halitosis se nota a distancia.

 

4- El sarro cubre completamente algunos dientes del perro. Este momento es el más grave, pues tenemos una enfermedad periodontal grave y la única manera de mejorar la salud dental de tu perro es pasandopor una limpieza dental (y probablemente por alguna extracción dental también, pues cuando el veterinario retire el sarro que recubre el diente, muchos se quedarán sin estar unidos a la encía, y se caerán). A este punto hay que evitar llegar siempre, hay que actuar antes. Por lo general en este estado la halitosis se nota a distancia cuando el perro jadea cerca de nosotros.

En el inicio de la enfermedad periodontal solo se ve un enrojecimiento de la encía (gingivitis) como la de la fotografía y el inicio de acúmulo de sarro. Hay que evitar que este proceso siga su curso y vaya a más en todo momento.
En el inicio de la enfermedad periodontal solo se ve un enrojecimiento de la encía (gingivitis) como la de la fotografía y el inicio de acúmulo de sarro. Hay que evitar que este proceso siga su curso y vaya a más en todo momento.

     2- Los depósitos de sarro siguen creciendo y se empieza a afectar la encía produciendo una gingivitis. En este punto los depósitos de sarro están tan afianzados que rara vezlospodemos quitar en casa utilizando gasas y cepillos. No obstante, si lo detectamos en este momento, podemos evitar que el problema continue avanzando. Si evitamos laformación de nuevo sarro el problema se detendrá (aunque lo ideal sería quitar los depósitos de sarro por completo). Aquí nuestro compañero peludo tiene ya un olor de boca un tanto desagradable por norma general.

Enfermedad periodontal que muestra afectación y retracción de la encía y una exposición del diente que no debería existir, aparte del acúmulo de sarro.
Enfermedad periodontal que muestra afectación y retracción de la encía y una exposición del diente que no debería existir, aparte del acúmulo de sarro. Llegados a este punto, la limpieza dental en la clínica es la mejor opción.

Mi perro, según lo que he leido, está en el estado 3 ó 4 y no se queja. ¿Por qué tendría que hacerle una límpieza? 

  

Si has detectado el problema en el estado nº1, lo que tienes que hacer es empezar a educar a tu perro en la limpieza dental en casa. En el estado nº2 también tienes que hacer mucho hincapié en la limpieza dental en casa, pero si los depósitos están muy adheridos al diente será necesaria una limpieza dental en la clínica veterinaria para dejar los dientes limpios y sanos.  

 

Si has detectado el problema en el estado nº3, tienes que plantearte una limpieza dental en la clínica antes de que el problema vaya a más. Y si lo has detectado en el estado nº4, te urge una limpieza dental, y tienes que hacerte a la idea de que puede haber algún problema oculto bajo el sarro que solo se vea tras la limpieza.     

¿Qué es lo que tengo que hacer?  

En nuestra clínica veterinaria Azureus intentamos que siempre esté vigente el lema de “prevenir antes que curar“. Hay perros que no manifiestan clínicamente el dolor, la infección o el problema bucal por el acúmulo de sarro hasta que éste no está muy avanzado. Nuestra intención es evitar problemas mayores en el futuro, pues que no esté doliendo o que no se esté viendo clínicamente el problema, no significa que no esté ahí presente.  

 

El resultado final de todo el proceso de la enfermedad periodontal siempre es el mismo: la pérdida del diente. En ocasiones la enfermedad periodontal abarca tantos dientes que el perro se queda sin apenas dentadura y hay que alimentarlo a base de comidas blandas para el resto de su vida. En Azureus creemos que nunca hay que llegar a este punto, y que el trabajo de la limpieza dental en casa no es tan sacrificado como para no dedicarle unos minutos a la semana. Solo invertimos un poco de tiempo a la semana y nuestra mascota tendrá una boca mucho más sana durante toda su vida.        

¿Qué puedo hacer en casa para intentar evitar el problema dental? 

En casa la manera más efectiva de que nuestro perro tenga los dientes limpios es realizarle una limpieza básica habitual, que se puede efectuar de varias maneras:  

 

  • Con cepillos de dientes. Existen multitud de cepillos dentales para perros. Para aquellas razas más grandes hay cepillos largos y dobles para que de una sola vez limpiemos la cara interna y la externa. Para las razas pequeñas hay cepillos que nos podemos acoplar a un dedo y facilitar la limpieza. Recomendamos siempre que eduquemos al perro desde cachorro para que se habitue al cepillado. Empezaremos con algo de paté en el cepillo, para que el animal lo asocie a algo positivo, y luego introduciremos poco a poco las pastas dentales para perros (tienen que ser especiales para perros, para que las puedan tragar sin problema).
El pienso seco siempre tiende a formar menos sarro y placa en los dientes que el pienso húmedo o las latas (y también forma menos que la comida casera).
El pienso seco siempre tiende a formar menos sarro y placa en los dientes que el pienso húmedo o las latas (y también forma menos que la comida casera).
Hay piensos especiales que ayudan a que el diente se limpie el sarro (no todo obviamente, pero sí que ayudan) de una manera más sencilla. Aunque no hay nada tan efectivo como los cepillados manuales de los dientes de nuestros perros.
Hay piensos especiales que ayudan a que el diente se limpie el sarro (no todo obviamente, pero sí que ayudan) de una manera más sencilla. Aunque no hay nada tan efectivo como los cepillados manuales de los dientes de nuestros perros.
  • Con huesos y premios diseñados para la limpieza dental. Ayudan, aunque no hacen milagros. Son de utilidad para prevenir y en el estadio 1 del problema, pero una vez el sarro está instaurado, es difícil que lo quiten.        

 

  • Productos líquidos o en polvo para añadir al agua o la comida y así favorecer la higiene y el ablandamiento del sarro. El problema que tienen es que pueden cambiar el sabor del agua o la comida y el perro puede negarse a tomarlos.       

 

  • Piensos especiales, formulados para que la croqueta no se parta hasta que el diente del perro no la atraviese completamente. Por acción mecánica, va limpiando el diente a medida que el animal muerde.  

 

  • Evitar dar comidas y piensos húmedos. Dando este tipo de alimentos tenemos mucha más predisposición a que los animales tengan problemas de sarro.       

Si le limpio los dientes a mi perro en casa regularmente, ¿nunca tendré que hacerle limpiezas dentales en la clínica? 

 Lamentablemente, la mayoría de las veces hay que hacer alguna limpieza a lo largo de la vida del animal si éste sufre problemas de enfermedad periodontal. Lo que conseguimos haciendo el cuidado en casa es que las limpiezas se hagan de una manera mucho más espaciada en el tiempo y que se realicen de una manera mucho más rápida, eficaz y segura para el animal, evitando los sustos desagradables (como por ejemplo que durante la limpieza quitemos una placa de sarro y se vea que el perro tiene el diente casi totalmente suelto por no haber limpiado en casa antes).  

 

     El ejemplo que ponemos siempre es el de que cuando tenemos perros con mucha tendencia a formar sarro, sin cuidados en casa hay que realizarles limpiezas en la clínica cada 6-8 meses para evitar problemas, y con cuidados en casa podemos espaciar dichas limpiezas y hacerle una cada 2 – 3 años. La diferencia es notoria, y el animal no tiene que pasar por un proceso de sedación tan habitualmente.      

La limpieza dental en la clínica veterinaria me impone mucho respeto. ¿tienen que sedar a mi mascota?. Yo le haría la limpieza, pero me da miedo la sedación/anestesia. ¿En qué consiste el proceso? 

La respuesta a la primera pregunta es SÍ, hay que sedar al animal. Ojalá pudieramos sentar al perro en la mesa y pedirle que mantenga la boca abierta (sin morder) para que nosotros podamos trabajar en su boca tranquilamente, pero lamentablemente, esto no es así. Una cosa es limpiarle en casa los dientes, y otra muy diferente es retirarle las duras placas de sarro incrustadas y adheridas al diente.  

 

Para la limpieza dental, es necesario que el animal normalmente esté en ayunas unas horas antes, para evitar cualquier problema durante la sedación / anestesia. Según cómo sea el problema de severo, se le aplicará al animal una serie de fármacos sedantes (si solo hay que quitar sarro superficial y no se observa ningún problema en dientes) y/o anestésicos (si se sospecha que al quitar las placas de sarro hay que extraer algún diente).

       La limpieza dental rara vez dura más de una hora (incluyendo en este tiempo el periodo que el animal tarda en dormirse) y en nuestra clínica los animales se van andando por su propio pie a casa una vez que ha pasado media hora tras haberlos despertado después de la limpieza y pueden empezar a comer en casa 2-3 horas después de la sedación.  

 

Siempre aconsejamos una analítica prequirúrgica para las limpiezas dentales en animales que superan cierta edad y es el veterinario el que tiene que tener la última palabra para poder realizar la limpieza dental a un perro. (ejemplo: si es una limpieza de rutina y el animal está obeso, primero tenemos que bajar de peso al animal, y luego haremos la limpieza, para evitar correr riesgos innecesarios, al igual que ocurre en medicina humana).

Aspecto de la boca de un Yorkshire después de la limpieza dental en nuestra clínica. Ahora toca lo más importante, evitar que se vuelva a ensuciar tanto. Podéis ver cómo los dientes quedan limpios y sin sarro.
Aspecto de la boca de un Yorkshire después de la limpieza dental en nuestra clínica. Ahora toca lo más importante, evitar que se vuelva a ensuciar tanto. Podéis ver cómo los dientes quedan limpios y sin sarro.

Y si tienes alguna duda o deseas pedir cita para que veamos a tu perro o a tu gato en consulta para revisarlo, no tienes más que llamarnos al 927225682 y estaremos encantados de atenderte.

17 marzo, 2017 Clínica veterinaria, Generales, Perros y gatos

Estamos utilizando cookies de terceros para estadísticas. No se mandará información personal. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar