Geckos leopardo, cuidados y mantenimiento

Geckos leopardo, cuidados y mantenimiento

Geckos leopardo

Los geckos leopardo son de los reptiles de más fácil mantenimiento en cautividad. Gracias además a su carácter afable y nada agresivo son ideales para iniciarse en el maravilloso mundo de los reptiles.

 

Originariamente provienen de zonas de Oriente Medio (abarcando una franja que va desde Irán hasta Pakistán) y de climas semidesérticos y áridos. No obstante, aunque originariamente vinieran de esas zonas, el 99.9% de los geckos que ves en cautividad han sido criados y descienden de varias generaciones en cautividad, pues su facilidad para la cría y su variedad de colores ha hecho que estén entre los reptiles más criados actualmente.

 

¿Te animas a seguir conociendo a este simpático reptil? Pues vamos a ver qué necesitas para tener uno correctamente  😉

Lo primero que tienes que saber es que los geckos leopardo, para estar bien mantenidos, necesitan 3 cosas:

  1. Temperatura correcta.
  2. Alimentación correcta (y su agua obviamente).
  3. Alojamiento adecuado.

Y vamos a ir desgranando punto por punto estos requerimientos. Mantener un gecko leopardo es MUY FÁCIL siempre y cuando se respeten estos tres puntos.

 

Temperatura:

Los geckos leopardo necesitan temperaturas de entre 29-31 ºC. La temperatura diurna puede llegar a los 34 ºC en el punto de calor del terrario. Pero el animal siempre deberá tener un gradiente de temperatura de manera que otra parte del terrario esté aproximadamente a 26-27 ºC durante el día. ¿Para qué? Para que el animal pueda escoger la temperatura que prefiera.

Por la noche la temperatura no debería ser inferior a 23-25 ºC. Si es tu primer gecko te recomendamos que mantengas una temperatura constante en el punto de calor (encima de las lámparas) de 30ºC de manera constante, para que los animales se desarrollen correctamente.

Requerimientos

IMPORTANTE: Hay veces que un gecko leopardo puede empezar a quedarse en las zonas frías de manera permanente. Esto puede ser un indicador de que algo no va bien y por lo tanto hay que ponerle remedio. También es frecuente cuando se ha mantenido de manera incorrecta (con temperaturas bajas) durante unos días y luego le cuesta calentarse. En esos casos hay que revisar que el animal esté comiendo bien.

También hay que controlar que la manta no esté calentando por encima de la temperatura correcta. Para evitar sustos de sobrecalentamientos o de enfriamientos te recomendamos muy encarecidamente que utilices un controlador de temperatura.

Si vives en un clima tropical, tener geckos leopardo no te supondrá ningún problema en cuanto a las temperaturas. No obstante, si vives en cualquier punto de España, necesitarás SÍ o SÍ un aporte de calor para tus animales. En Azureus preferimos las mantas térmicas (lo más recomendable para terrarios individuales) o los cables de calor (ojo, éstos dan una temperatura menos homogénea).

Recuerda que los geckos leopardo, al igual que otros reptiles, son animales que dependen de la temperatura exterior para tener una temperatura interior correcta. Si lo mantienes frío durante mucho tiempo puede generar problemas graves en su salud. Y si te pasas con la temperatura no querrás encontrarte un gecko frito.

Es por ello que tanto en nuestra clínica veterinaria Azureus como en nuestra tienda recomendamos muchísimo el mantener las mantas térmicas con controladores de temperatura. Son la mejor opción para evitar las variaciones bruscas de temperatura.

Todos los elementos de calefacción (mantas, cables, etc.) suben la temperatura calentando unos grados por encima de la temperatura que haya en el terrario (vamos a suponer que suben 8ºC por ejemplo). Esto en invierno cuando nuestra casa la tenemos a una temperatura constante con la calefacción no suele plantear muchos problemas (no hay variaciones). Pues si la temperatura de la casa es de 22ºC nuestro gecko estará a unos perfectos 30 ºC.

El problema viene cuando la temperatura de la habitación varía y no es constante. Es ahí cuando un controlador de temperatura evitará problemas, pues siempre mantendrá la temperatura constante todo el año, haga calor o frío, ya que independientemente de la temperatura externa, el controlador siempre mantendrá la temperatura del terrario en el rango óptimo que le hayamos marcado.

Alimentación

Alimentación:

Los geckos leopardo son insectívoros fundamentalmente. Para mantenerlos bien alimentados tendremos que recurrir a los insectos vivos para alimentarlos. Suelen tener preferencia para cazar a los insectos que más se mueven, y por norma general lo que más les gusta suelen ser los grillos. A pesar de eso, los tenebrios no los desaprovechan nada mal tampoco y dan buena cuenta de ellos.

Para su alimentación cuando son los geckos leopardo son peques puedes utilizar gusanos búfalo, tenebrios pequeños, microgrillos, cucarachas pequeñas e incluso moscas de la fruta.

No hay que abusar en exceso de la alimentación con tenebrios o gusanos de la miel por su alto contenido en grasa. Con los grillos más grandes y las cucarachas (nosotros utilizamos las argentinas) hay que prestar atención a que los animales que se ofrecen para la alimentación no tengan el exoesqueleto completamente duro (lo mejor para las cucarachas es darlas justo cuando acaban de mudar y presentan un color blanco). El exceso de queratina puede ser indigesto y puede ocasionar que el animal tenga dificultades en la digestión (o incluso obstrucciones intestinales).

A todos los insectos hay que alimentarlos muy bien ANTES de dárselos de comer a nuestros animales. En las típicas tarrinas que se compran en las tiendas suelen venir con la típica huevera de cartón y un poco de fruta o verdura. Con este método el problema es que los insectos van hidratados pero no tienen NADA de aporte nutricional (están vacíos por dentro) y a largo plazo nos darán problemas en la salud de nuestros geckos leopardo.

Nosotros también ofrecemos en nuestra tienda Azureus a los insectos en tarrinas de plástico, pero cuando un cliente nos pide una ración de insectos los cogemos en el momento de nuestros recipientes de cultivo, donde están siendo bien alimentados con piensos específicos, verduras y agua, por lo que esos insectos pueden ser utilizados desde el primer momento para la alimentación de tus animales.

Si no se mantienen de ésta manera, te tocará comprar los insectos un tiempo antes de dárselos al animal (mínimo una semana) para alimentarlos con piensos y verduras en casa ANTES de dárselos a tu gecko.

Obviamente, los geckos leopardo también beben (y muchas veces resulta super entretenido ver cómo lo hacen). Siempre hay que tenerles un bebedero con agua fresca y limpia a su disposición.

Para evitar que los geckos puedan ingerir arena cuando cazan a sus presas, es mejor darles de comer sobre una piedra o un comedero amplio. Debes evitar que los geckos coman directamente sobre la arena, pues pueden ingerir piedrecitas que se quedarán retenidas en su estómago. 

Para el agua, utiliza un recipiente que no sea muy profundo. Si el animal se cae (sobre todo si los geckos leopardo son pequeños) deben poder salir fácilmente del bebedero. De lo contrario, se pueden ahogar.

Alojamiento

Alojamiento:

Para darle cobijo a tus geckos leopardo puedes optar por un terrario (lo normal cuando se mantiene solo un ejemplar o un pequeño grupo) o por mantenerlos en un rack donde se les mantiene en tappers de plástico.

La opción de los racks suele ser escogida por aquellos aficionados que quieren desarrollar nuevas líneas de color o que tienen un número elevado de geckos. ¿Por qué? Porque es mucho más sencillo limpiar y mantener en condiciones perfectas a los geckos en los tappers de plástico (ojo, éstos van bien ventilados y tienen que tener unas dimensiones correctas) que en un terrario lleno de decoración.

Lo mínimo para una pareja sería un espacio de unos 40 x 60 cm de base. La altura realmente da bastante igual, y con que el terrario tenga 15-20 cm de altura el animal estará bien (no trepan por las paredes, solo subirán a los elementos de decoración que pongamos nosotros).

En este alojamiento necesitamos, además del bebedero y el comedero, un lugar donde los geckos leopardo se refugien y otro lugar donde puedan tener más humedad para favorecer la muda. Como en los terrarios, para estas dos cosas pueden utilizarse nuevamente elementos decorativos que hacen de cuevas y de lugares de muda o bien pueden “reconvertirse” un par de recipientes de plástico y adaptarlos.

Consejos extra:

  • No mantengas más de dos machos en el mismo terrario. Una vez empiece la época de reproducción pueden pelearse.
  • La temperatura correcta es la clave, no lo olvides ;).
  • Lleva a tu gecko leopardo al menos una vez al año a una revisión veterinaria con un especialista en exóticos para un control de parásitos en heces (y una revisión general).
  • Los geckos leopardo son nocturnos, intenta interactuar con ellos a última hora de la tarde o primera hora de la noche. Tanto el animal como tú lo disfrutaréis más.
29 agosto, 2018 Exóticos, Novedades y noticias

Estamos utilizando cookies de terceros para estadísticas. No se mandará información personal. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar