¡Evita disgustos, cuidado con los golpes de calor!

¡Evita disgustos, cuidado con los golpes de calor!

Durante los meses de verano o de calor tus mascotas pueden sufrir, al igual que las personas, golpes de calor. La diferencia entre las mascotas y nosotros, es que normalmente los suyos suelen ser procesos más agudos y más graves, pues nuestros pequeños amigos no nos avisan con anterioridad de que se encuentran mal.

En el caso de perros y gatos, los golpes de calor se producen sobre todo porque se deja a los animales en sitios cerrados con poca ventilación (coches, terrazas acristaladas, etc) en pocos minutos pueden sufrir un golpe de calor (si es pleno verano, en menos de 10 minutos podemos tener un problema muy serio y el animal puede morir).

Un golpe de calor siempre es una urgencia, no lo olvides. 

 

Con las épocas de calor (y también en las épocas en las que de repente pasamos de mucho frío a temperaturas elevadas en 24-48 horas) hay que tener también especial cuidado con los paseos que les damos a nuestras mascotas. Mejor dar los paseos largos a primera hora de la mañana y a última de la tarde, cuando el calor haya pasado y el sol no caliente demasiado. Esto es especialmente importante en animales de capas oscuras (un perro negro absorberá mucho más calor que uno blanco si lo exponemos al sol). Aunque estén al aire libre, puede padecer un golpe de calor por insolación.

En los meses de calor...

No debes:

  • Pasear con tu mascota durante las horas de más calor.
  • Si tu mascota es negra o de capa oscura no des paseos por los que tengas que exponerte al sol. Su color oscuro absorberá todo el calor y se calentará muchísimo más rápido que tú.
  • No realices esfuerzos intensos si hace calor y si el animal no se puede refrescar o bañar.

Procura

  • Dar los paseos fuertes y largos a primera hora de la mañana y a última de la tarde, cuando el sol está cayendo y la temperatura está más fresca.
  • Ofrecer agua de manera frecuente.
  • Evitar el asfalto que esté muy caliente (si no sabes si está caliente, pon la mano sobre él y cuenta hasta 10. Si te duele la mano o te molesta, a tu mascota también le hará daño en las patas y almohadillas).
Lulú es una pequeña Aratinga Solstitialis o cotorra del sol. Son originarias de Sudamérica, aunque ya se las cría en cautividad desde hace años. En tiempos antiguos eran tan abundantes que hay documentos que describen que esta especia junto con otras especies de aratingas devoraban campos de cultivo enteros en la época de los Mayas. ¿curioso verdad?

Las aves son especialmente sensibles ante los golpes y las olas de calor. El baño es una de las mejores maneras para refrescarlas.

¡Por los pelos! y es que esta preciosa pogonita hembra llegó muy muy enferma a nuestra clínica veterinaria, ya que tenía una infección muy severa debido a una retención de una puesta de huevos.

Aunque los reptiles requieran de mucho calor, también sufren golpes de calor. Normalmente cuando sufren golpes de calor se ponen muy oscuros (tirando a negro) y mantienen la boca abierta. Puede parecer que no les ha pasado nada y aparecen muertos varios días después. Y es que los golpes de calor pueden dañar los órganos internos, por eso es importante un control veterinario si el animal ha sufrido uno.

En el coche...

Si en el coche es importante tener cuidado con nuestros perros y gatos, imagínate con un animal que es mucho más pequeño, como un conejo, una cobaya, o un canario. Al pesar menos, no aguantan tanto tiempo en un sitio con temperaturas elevadas, y tan solo 1-2 minutos pueden ser suficientes para que el animal padezca un golpe de calor mortal. Por eso, cuando vayas a viajar con ellos es importante que el coche esté a una buena temperatura ANTES de introducir al animal en el mismo, y no después.

 

Cuando nosotros nos metemos en un coche que ha estado al sol, pasamos un mal rato hasta que se pone el aire acondicionado o las ventanillas abiertas refrescan el coche. Un conejo, una cobaya, o cualquier ave o reptil, no pasarán un mal rato, directamente pueden morirse por un golpe de calor en un espacio de tiempo muy corto (es mucho más fácil calentar 300 gramos que calentar 40 kg. Lo mismo pasa con los animales pequeños, si pesan muy poco, la temperatura exterior influye mucho más rápidamente en ellos).

En los viajes

  • No pongas a tu mascota delante del chorro de aire acondicionado. Evitarás un golpe de calor, pero la visita al veterinario no te la quitará nadie cuando se constipe. No queremos ni una cosa ni la otra.
  • Mucho cuidado con los tranportines para animales pequeños (cobayas, conejos, etc) en los que los animales vayan muy justos de espacio y haya poca ventilación. Los tappers adaptados suelen contar con muy poca ventilación y el calor se acumula muy rápidamente, pudiendo estar dentro del coche a una temperatura correcta y dentro del transportín tenemos un auténtico horno.
  • No dejes el transportín donde le de el sol dentro del coche, aunque vayas con el aire acondicionado.
  • Jamás dejes a tu pequeña mascota “un momento” a solas en el coche mientras paras a tomar café. Y menos con el coche al sol. No quieres tener un disgusto cuando vuelvas al coche.
  • Ofrece agua de manera frecuente en las paradas. Llevar un bebedero en la jaula de nuestro conejo / cobaya /hamster / rata / etc puede ser un auténtico calvario. Se sale el agua con cada pequeño movimiento, el animal se empapa (encima se puede quedar frío con el aire acondicionado), se pone todo perdido… etc. ¿Solución fácil? Mientras el coche esté en movimiento retira el bebedero y pon verdura (manzana, pera, algo que tenga mucha agua). Si tienen sed, comerán de ahí y además se mantendrán hidratados. Y cuando pares a hacer un descanso, aprovecha y ponles el bebedero.
  • Menos en animales pequeños (tipo hamster, ratitas, etc) es mucho más cómo llevar al animalito en un tranportín adecuado (mucha ventilación, que pueda vigilarse, etc.) que en la jaula. Aparte del engorro que suponer llevar una jaula montada en el coche, con las maletas, los niños si los hay, todos los trastos de las vacaciones y demás. Es mucho más sencillo y más seguro para el animal estar en un sitio más pequeño, donde si hay un movimiento brusco del coche. Va a tener rápidamente donde apoyarse (en las paredes del transportín). Y no que en cada curva el pobrecito vaya de lado a lado.
  • El mejor sitio para el transportín es a los pies de un asiento. Si notas que le da el aire acondicionado ahí, tapa el lateral de donde provenga el chorro del aire con una toalla (pero no tapes el transportín entero.

¿Qué es lo que voy a notar si a mi animal le da un golpe de calor?

En el momento en el que un animal empieza a tener un golpe de calor vas a empezar a notar lo siguiente (por orden según la gravedad normalmente):

  • Respiración muy acelerada
  • Aumento de la temperatura corporal (obvio)
  • Debilidad general
  • Abatimiento
  • Estupor y atontamiento
  • Puede haber manchas en las mucosas (boca, conjuntiva de los ojos, etc) similares a pequeñas hemorragias (esto suele ser muy malo normalmente)
  • Falta de respuesta a los estímulos sonoros y visuales
  • Pérdida de conciencia
  • Entrada en coma
  • Si no se actúa o se actúa tarde, sobreviene la muerte del animal.

La mayoría de los animales tienen temperaturas corporales que están entre 37-39 ºC, y por encima de 42 ºC hay alteraciones muy graves en el organismo. Cuanto más pequeño sea el animal, más rápidamente puede cambiar su temperatura corporal.

La nariz de una cobaya tiene que estar siempre perfectamente limpia y sin restos de suciedad o mocos.

Una cobaya, un conejito o cualquier otro pequeñín peludo pesan muy poco, y son muy susceptibles de padecer golpes de calor. Hay que tener mucho cuidado con ellos durante las olas de calor.

golpes de calor

Los coches siempre tienen que estar bien ventilados antes de meter a nuestra mascota en ellos. Y los peques siempre tienen que estar bien sujetos para evitar sustos y accidentes.

¿Qué debo hacer si a mi mascota le da un golpe de calor?

Al encontrar a tu animal con un golpe de calor lo que debes hacer es lo siguiente:

 

  • Cambia a tu animal a un sitio fresco.
  • Llama de inmediato a tu veterinario. Sigue sus consejos. Un golpe de calor es UNA URGENCIA y es vital actuar rápido.
  • Puedes darle una ducha o un baño con agua NO EXCESIVAMENTE FRÍA. Esto es muy importante, si bañas a tu animal con agua fría o muy fría puedes producir un shock térmico. Se producirá una vasoconstricción (las venas llevan menos sangre y por lo tanto se pierde menos calor) y puede producirse una CID (coagulación intravascular diseminada) que puede ser mortal. Una CID se puede notar como manchas en las mucosas, como describíamos antes. Es una complicación muy grave y que puede ser mortal.
  • En muchos sitios puedes leer que puedes ponerle toallas húmedas al animal. Esto es un arma de doble filo. Las toallas húmedas funcionan muy bien si se cambian muy a menudo (a veces cada 30 segundos), cuando están bien húmedas y cuando contactan con la piel. Si el animal tiene mucho pelo y no se cambian rápido pueden actuar como aislantes, haciendo que el animal no pierda calor, y empeorando el cuadro.
  • Ofrécele agua en poca cantidad, pero continuamente.
  • Ponle bolsas más frías (no heladas) en la cabeza (en la nuca) y en axilas para aliviar la sensación de calor.

 

Aunque sigas estos pasos y tu mascota parezca estar recuperada, SIEMPRE hay que acudir a un veterinario. El golpe de calor, aparte de cursar con un aumento severo de la temperatura corporal, lleva asociados posibles fallos en hígado y en riñón, y hay que comprobar que no comprometan la vida del animal. 

RECUERDA

  • Un coche al sol es lo más parecido a un horno. Puede llegar a los 60ºC en tan solo 10 minutos.
  • Adapta la temperatura del coche ANTES de meter a tu mascota dentro.
  • Cuidado con las terrazas acristaladas y las zonas donde pueda hacer mucho calor y no estén bien ventiladas.
17 marzo, 2017 Clínica veterinaria, Generales, Perros y gatos

Estamos utilizando cookies de terceros para estadísticas. No se mandará información personal. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar